Después de haber visitado las mejores estaciones de los Alpes austríacos, suizos y franceses, seguimos el consejo de realizar nuestro siguiente viaje de esquí en el Tirol del Sur italiano y más concretamente en la preciosa estación de Alta Badia.

La estación se encuentra en el complejo montañoso de las Dolomitas, una de las maravillas naturales de Italia y Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, que se situa entre Trentino-Alto Adigio, Véneto y Friuli-Venecia Giulia.

Con este majestuoso telón de fondo, Alta Badia reúne todo lo que se puede pedir para tener unas vacaciones de ensueño en la montaña: un paisaje formidable, oferta deportiva a todos los niveles, excelentes hoteles, buena gastronomía y encantadores refugios de montaña, y todo, con la amabilidad y simpatía de los italianos.

  

Si visitas la zona en invierno, te encontrarás con un paraíso de los deportes en nieve:

Unos remontes modernos y bien equipados permiten conectar los seis pueblos que conforman el dominio: Badia, Corvara, Colfosco, La Villa, Sán Cassiano y La Valle.
Conocida por la calidad de su nieve, la estación dispone de 130 km de pistas excelentemente preparadas, predominando las de nivel medio, ideal para principiantes.

Hay tambien pistas rojas y negras de gran exigencia técnica, por lo que es una estación muy apreciada también por los esquiadores más experimentados; en su pista de eslalon gigante llamada La Gran Risa se celebra la Copa del Mundo de esquí y que desciende hasta La Villa. Bajarla es todo un desafío, muy larga, empinada y con inesperadas placas de hielo, por lo que recomiendo no hacerlo en hora punta, puedes encontrarte con demasiados esquiadores, algunos inexpertos, que la hacen aún más peligrosa.

El Snowpark de Alta Badia es uno de los mejor equipados de Italia, por lo que los snowboarders o freestylers más exigentes tendrán la diversión asegurada.

Para los esquiadores más ambiciosos, con el forfait del Dolomiti Superski se puede acceder al mayor dominio esquiable del mundo: 16 estaciones en un entorno natural de excepción y un total de, nada menos, 1.200 km de pistas de esquí. La región es enorme  y ofrece infinidad de excursiones desde Alta Badia…

Sellaronda

Con él puedes hacer la Sellaronda, que comienza en la misma estación de Alta Badía y es una ruta circular alrededor del gran macizo del Sella y que conecta cuatro valles en un total de 40 kilómetros, perfectamente realizables en un único día. ¡Una ruta muy recomendable también en bici!

La Marmolada

Una de mis excursiones favoritas es la subida al pico de la Marmolada (3.342 m), el más alto de las Dolomitas. Tras disfrutar de unas vistas espectaculares te espera su descenso mítico en pistas de 12 km de longitud y 1.800 m de desnivel, son en su mayoría negras y rojas por lo que no es recomendable para principiantes.

Vistas desde la Marmolada

Con este forfait se puede visitar también la exclusiva Cortina D’Ampezzo (Véneto), destino preferido de la jet set internacional y a tan sólo unos 35 km de distancia.
Para llegar desde La Villa (nuestra localidad en Alta Badia) a Cortina, iniciamos la ruta esquiando hasta Armentarola en San Cassiano, donde cogimos un autobús que te lleva hasta el paso de Falzarego. Desde aquí, primero esquiando por un camino hacia la zona de 5 Torri (Bai de Dones) y luego cogiendo una góndola, llegas fácilmente a Cortina. Las pistas en Cortina D’Ampezzo son, como en Alta Badia, una gozada y del más alto nivel en todos los sentidos, pero lo interesante y más espectacular son las vistas y el camino de vuelta a nuestra estación que puedes hacer esquiando a través de los pasos de montaña. Toda una experiencia.
En Cortina D’Ampezzo tendrá lugar los Juegos Olímpicos de Invierno de 2026.

Excursión a Cortina D’Ampezzo

San Cassiano

San Cassiano

Alta Badia es muy familiar y ofrece numerosos y acogedores “Hütten” (cabañas de montaña) con una deliciosa gastronomía y agradable ambiente.
Y para los que quieren alargar un poco la fiesta en la montaña con el Après-Ski recomiendo dos locales: Las Vegas Lodge en el remonte Sechsersesselbahn Ciampai (2017 m) en el que toca varias veces a la semana un grupo de música y el Club Moritzino en el remonte Piz (2077 m), que además de una comida muy rica cuenta con DJ todos los días y mucho, mucho ambiente. Hay que calcular bien el tiempo antes de que cierren los remontes a las 16:30 h y poder llegar desde ellos a la localidad… bajar esquiando a ultima hora la pista  Gran Risa desde el Club Moritzino a La Villa fue todo menos divertido.

Una vez derretida la nieve, la vista será recompensada con un paisaje y una naturaleza igualmente fascinante. Para los amantes de los deportes al aire libre, la oferta durante los meses más templados es extensa… Senderismo, golf, escalada libre, rutas en bici, geolocalización, parapente…

El componente cultural de la región es también de gran interés pudiendose admirar bonitas iglesias y museos locales, como Santa Croce del siglo XV, el museo Ladin Ciastel de Tor, ubicado en el antiguo castillo de Ciastel de Tor y la iglesia parroquial de San Leonard.

El Tirol del Sur es una región fascinante que se caracteriza por los contrastes, su rica cultura y gastronomía y sus bellos paisajes y merece un viaje a parte, pero si se dispone de suficiente tiempo, recomiendo visitar Bolzano, su capital. Con un entorno espectacular gracias a las Dolomitas y los viñedos cercanos, esta ciudad es la preciosa joya del Alto Adagio y visitarla supone un interesante viaje por la historia y la cultura del lugar. Como curiosidad, en el Museo de Arqueología del Alto Adigio está la momia neolítica Ötzi, el “Hombre de hielo”.

Interesante es también una excursión a Castel Firmiano, a las afueras de Bolzano, y a Castel Roncolo, una fortaleza medieval en Renon.

Para disfrutar al máximo de la Alta Badia y del viaje, recomiendo alojarse en alguno de sus fantásticos hoteles con spa, la gastronomía de los mismos es excelente… ¡y déjate mimar!
Nosotros escogimos el hotel de 4 estrellas Ciasa Soleil en la preciosa localida de La Villa, a pocos metros de los remontes y con acceso directo a las pistas.


Dirigido con maestría por la familia Bernardi, el hotel es moderno, acogedor y dispone de piscina climatizada y un completísimo spa… el hidromasaje exterior en medio de la nieve ¡es todo un placer!
Las habitaciones tienen de todas las comodidades y son amplias y con unas vistas espectaculares a las montañas.

Alta Badia lo tiene todo y nos encanta ¡volveremos!

Por Gema Cebrián

www.altabadia.org
www.dolomitisuperski.com
www.ciasasoleil.it/

¡Compártelo en tus redes sociales!