La energía renovable está a la orden del día. Es tal el boomque existe actualmente en España con las renovables que atrae grandes inversiones internacionales como nunca antes se habían registrado. Y con el transporte diario está pasando algo parecido: ya sea por tener una mentalidad más ecológica o por inercia con el plan de Madrid Central, estamos abocados a sustituir los carburantes de nuestros vehículos por la energía eléctrica. Más allá del conocido Smart EQ que contrata Car2Go, presentamos un tipo de vehículo con mayores prestaciones pero igual de respetuoso con el medioambiente.

Audi E-tron

La casa alemana ya tiene su coche 100% eléctrico: el Audi e-tron. Cuando pensábamos que marcas menos exclusivas como Kia o Nissan se encargarían en exclusiva de crear los vehículos eléctricos, aparece Audi para sorprendernos con su nuevo SUV, de línea similar al Q5. Un vehículo que redefine radicalmente el concepto de electromovilidad y cuyo uso va mucho más allá del día a día.

Con un sistema de recarga innovador que permite máxima potencia, una conectividad sin precedentes y una elección de materiales y acabados de alta calidad, el E-tron viene para quedarse. Teniendo en cuenta que para 2040 en España solo se permitirá la circulación de los coches eléctricos, este coche es una buena solución por tamaño y funcionalidad. Deberíamos destacar varios puntos, en primer lugar la carencia de espejos retrovisores. Audi ha reemplazado los retrovisores convencionales por unos retrovisores exteriores virtuales opcionales, con pantallas OLED interiores de 7 pulgadas, ofreciendo menor resistencia aerodinámica y mejor resultado práctico. Todas estas novedades se ven reflejadas en el precio: desde 82.500 euros.

Cuenta con tracción total basada en el empleo de dos motores eléctricos, uno en cada eje, con una batería de iones de litio con 95 kWh de capacidad y refrigerada por anticongelante, que pesa 715 kilos. Y como todos somos muy impacientes, sí, el Audi e-tron es compatible con recarga rápida de hasta 150 kW, lo que permite una carga del 80% en poco más de 30 minutos. Además, permite una autonomía aceptable de 400 kilómetros. Que se preparen los peatones que cruzan en rojo, que este Audi es muy silencioso.

Mercedes-Benz EQC

Se trata del primer vehículo de la nueva submarca de productos EQ, entre los cuales el más conocido a día de hoy es el Smart que con frecuencia vemos circular por las calles. Cuenta con dos motores eléctricos, 408 CV y una gran batería de iones de litio que le proporciona una autonomía teórica de 450 kilómetros. Su posicionamiento como SUV compacto hace que, con 4.76 metros de largo, se sitúe en unas dimensiones a medio camino entre las del GLC y el GLE.

Al igual que su primo hermano E-tron, las novedades de su interior confirman la nueva era del automovilismo que está por llegar. Existen dos líneas de equipamiento: Electric Art (de serie) y AMG Line (opcional). La línea AMG Line añade al exterior del Mercedes EQC una calandra del radiador específica de AMG y un faldón delantero de diseño específico. Todo más deportivo. Entre su tecnología destaca el “asistente ECO”, que da indicaciones sobre el momento adecuado para levantar el pie del acelerador por acercarse a una nueva limitación de velocidad, algo que obtiene utilizando los datos del sistema de navegación y la información proporcionada por el sistema de reconocimiento de señales de tráfico.

Su precio sigue siendo elevado, pero algo menor que su competidor: desde 77.500 euros.

Por Juan López-Dóriga González-Valerio.

tagged in Motor