¿Quien fue Carmen de Icaza?

Pues no solo una chica de buena familia que se dedicó a escribir, ni tampoco la hermana intelectual de la famosísima Marquesa de Llanzol.

En 1942, Carmen de Icaza fue best seller nacional vendiendo la barbaridad de 10.000 ejemplares de Vestida de tul en una sola semana.

En 1945 fue proclamada “la escritora más leída del año” por el Gremio de Libreros.

Cristina Guzmán publicada en 1936 en la revista Blanco y Negro, se convirtió en uno de los seriales radiofónicos más exitosos de la posguerra española y adaptada al teatro y al cine en dos ocasiones.

 

Pero fue mucho más, pues fue periodista y una de las escritoras más conocidas entre la juventud de los años 50. Sus novelas traducidas al inglés, francés e italiano eran reflejo de la sociedad de la época y además tuvo una gran actividad social.

Ahora se cumplen 40 años de su fallecimiento y con tal motivo
el Círculo de Orellana junto al Instituto Cervantes,
han celebrado un acto para recordarla de la mano de su nieto, Don
Iñigo Méndez de Vigo.

María del Carmen de Icaza y de León nació el 17 de mayo de 1899 en Madrid medio mejicana y medio española, su padre fue un diplomático mejicano y reconocido poeta y su madre una joven aristócrata española, nacida en La Habana, sobrina de la marquesa de Esquilache.
El matrimonio tuvo seis hijos, aunque uno de ellos murió a los pocos días de su nacimiento

Carmen creció rodeada naturalmente de un ambiente literario, gracias a la tertulia a la que asistía su padre  frecuentada por escritores y poetas como Juan Ramón JiménezAmado Nervo,
José Ortega y Gasset Rubén Darío.

Vivió en Berlín durante 6 ó 7 años, durante el destino de su padre como Embajador en la delegación Mejicana. Allí estudió Lenguas Clásicas y Modernas y aprendió a hablar con fluidez el francés, alemán, inglés e italiano.

En 1925 falleció su padre y Carmen comenzó a colaborar económicamente en su familia. Entró en el diario El Sol, escribiendo la sección femenina y colaborando en otras publicaciones como ABC, Blanco y Negro y Ya.

El 14 de febrero de 1930, se casó con Pedro Montojo Sureda y tuvieron en 1931  a su única hija, Paloma. Durante el verano de 1935, Carmen pasó una larga temporada en una casa del Escorial por prescripción facultativa muy común en aquellas épocas y decide aprovechar esas semanas escribiendo la que sería su primera novela importante Crisitina Guzman. Aunque ya había dado sus primeros pasos en este mundo a sus 18 años escribiendo una novela de juventud que a ella personalmente no le gustaba, con el seudónimo de Valeria de León (sus dos segundos nombres)

Cristina Guzman fue publicada durante 1936 en la revista Blanco y Negro.
Poco después se convirtió en uno de los seriales radíofónicos más exitosos de la posguerra española ​y adaptada al teatro y al cine en dos ocasiones:
Cristina Guzmán (1943), protagonizada por Marta Santaolalla,
Ismael Merlo Luis García Ortega y
Cristina Guzmán (1968), siendo protagonizada por Rocío Durcal,
Arturo Fernández y Emilio Gutiérrez Caba.

La década de los 40 la encumbró como novelista de éxito, ya que fue una de las autoras más vendidas y sus obras se tradujeron a muchas lenguas europeas, haciéndose adaptaciones de sus novelas al teatro.
En 1942, su quinta novela Vestida de tul vendió 10.000 ejemplares
en una sola semana.
En 1945 fue proclamada “la escritora más leída del año”
por el Gremio de Libreros.

En 1950, su novela La fuente enterrada también fue adaptada al cine y en 1960 publico su ultima novela La casa de enfrente.

Además de escritora Carmen fue muy activa.
En 1935, hizo una campaña en el diario Ya en favor de las madres solteras y los niños desvalidos.
Al inicio de la Guerra Civil colaboró junto a
Mercedes Sanz-Bachiller en la creación del Auxilio de Invierno,
más tarde Auxilio Social, organización en la que llegaría a desempeñar el cargo de secretaria general.  Estuvo especialmente interesada en el cuidado de la infancia siendo ella quien acuñó el popular lema:
Ni un hogar sin lumbre, ni un español sin pan”

​En enero de 1940 recibió la Gran Cruz de la Orden Civil de Beneficencia. Siempre estuvo vinculada a la Cruz Roja siendo durante más de veinte años, miembro de su Asamblea Suprema.

Fue VIII Baronesa de Claret, titulo que le venía por línea femenina.

Novela

  • La boda del Duque Kurt(1935) (reeditada como Talía en 1951)
  • Cristina Guzmán, profesora de idiomas(1936)
  • ¡Quién sabe…!(1939)
  • Soñar la vida(1941)
  • Vestida de tul(1942)
  • El tiempo vuelve(1945)
  • La fuente enterrada(1947)
  • Yo, la Reina(1950)
  • Las horas contadas(1953)
  • La casa de enfrente(1960)

Obras teatrales

  • Cristina Guzmán, en colaboración con Luis de Vargas(1939)
  • Frente a frente(1941)
  • Vestida de tul(1944)