En innumerables ocasiones hemos oído la expresión va todo sobre ruedas, pero esta vez la frase cobra más sentido que nunca: un viaje lleno de adrenalina de la mano de Bridgestone, y a la vez de relax, me lleva a reflejar sobre estas líneas mi experiencia en el emblemático circuito de Ascari y la tranquilidad de las aguas del Villapadierna Thermas Hotel.

El programa constaba de diversas actividades y experiencias, pero en ningún sitio figuraba esa sensación tan especial fruto de la adrenalina de la velocidad abordo de los coches más exclusivos. Viaja. Vive. Disfruta: así se presentaba el evento que Bridgestone nos ofreció a todos los asistentes. Todo comienza con un relajante circuito por las termas del Villapadierna Medical Wellness, situado en un edificio histórico de principios del siglo XVIII en Carratraca. En este idílico lugar disfrutamos de las aguas mineromedicinales del manantial que allí emanan, algunas a 35º, otras en torno a los 17º. Pero lo que hace especial a estas aguas es el efecto terapéutico del sulfuro, el cual te deja en un estado de relax absoluto. No solo disfrutamos de sus aguas sino también de su gastronomía. Tras una cena de lo más sana, tocaba descansar bien para el día que nos esperaba a la mañana siguiente.

Bridgestone-Lifestyle_Bridgestone-Lifestyle__FTC4456

Parecía imposible encontrar la pista de mayor longitud de España encajada entre montañas y arboledas, pero así era. Ascariestá concebido para el disfrute absoluto de los amantes del motor, así como para la celebración de eventos, y nosotros no íbamos a ser menos. Primero conocimos el buque insginia de los neumáticos de Bridgestone, el Potenza S001, desarrollado para ofrecer las máximas prestaciones deportivas, y también la tecnología Run Flat (RFT)que ofrece la capacidad de seguir circulando durante 80 km a una velocidad de 80km/h tras un pinchazo o una pérdida repentina de presión. A continuación de unas pinceladas técnicas y de presentación del trazado del circuito, nos dirigimos a la zona de skid paddel circuito para realizar las esperadas pruebas de conducción. Realizamos una serie de slaloms entre los conos, conducción a lo largo de una lanzadera y frenada extrema sobre mojado con el fin de conocer el comportamiento y agarre de los neumáticos de la casa japonesa. Desarrollamos esta prueba con un Lotus Elysse de 131CV y un BMW 2.20. Pero también tuvimos la oportunidad de probar los neumáticos Run Flatque montaban el BMW X5. Con una rueda delantera pinchada conseguí dar una vuelta completa al circuito sin apenas notar nada en el comportamiento del coche, pero sí un ligero ruido en las curvas producido por el neumático.

Bridgestone-Lifestyle_Bridgestone-Lifestyle__FTC4431

Y la velocidad dónde estaba, os preguntareis… En boxes nos esperaban otra vez los Lotus Elysse y un BMW M6 de 560 CV para realizar cuatro vueltas de infarto. Yo me decanté por el M6 ya que soy fan incondicional de toda la serie M. Con el casco puesto me subí al coche, arranqué el motor y enseguida noté la potencia de los próximos 20km. La primera vuelta fue más de reconocimiento que de otra cosa, pero las tres siguientes apreté al máximo por todas las curvas y paisajes que avistaba desde el coche. Finalmente, pudimos disfrutar de dos vuelas rápidas como copilotos del Radical, un coche de competición para pilotos profesionales. Y después de la descarga de adrenalina tocaba reponer fuerzas en el restaurante-buffet de Ascari, donde acabaríamos una gran experiencia.

Por Juan López-Dóriga González-Valerio.