Frescor en la salida del perfume.
Luminosidad azulada para el frasco.
Elegancia de tonos degradados en el diseño.

Bajo los auspicios del Legend original, eminentemente caracterizado por un acorde de helecho y modernas tonalidades amaderadas, se dibuja un nuevo designio. El que ha creado Olivier Pescheux, perfumista de Givaudan, para esta edición limitada. “Quise sublimar el frescor del Legend original con una explosión fresca en la salida, tan vivaz como enérgica”. Menta Nanah de Marruecos y limeta del Perú proporcionan esta salida incisiva. La primera con sus facetas aromáticas intrínsecas, la segunda con su frescor penetrante e instantáneo.

Esta sensación se difunde y persiste en el corazón de la fragancia gracias al aporte de notas intrépidas ―vegetal y acuosa de la hoja de violeta, afrutada y acidulada de la manzana, especiada y tierna del cardamomo― que contrastan sensiblemente con la firma olfativa primitiva, amaderada y sensual, de Legend.

Una propuesta pertinente y desenvuelta, fiel a los códigos estrictos y contemporáneos de la marca, que hacen de Montblanc un valor atemporal y un símbolo de elegancia masculina demostrada.

Para esta edición, el frasco emblemático se viste con un cuerpo de vidrio transparente en azul degradado. De oscuro a claro, de abajo hacia arriba.

Por su parte, la caja, también azul, luce este mismo esquema pero a la inversa.