Monasterio de Piedra es uno de los destinos turísticos más reconocibles y visitados de Aragón, pero también es un referente para el sector de las bodas, situándose como la opción preferida de quienes buscan celebrar su enlace matrimonial con exclusividad, en un entorno único y excepcional, cuyo valor patrimonial, histórico y natural, es incalculable. De cara a una planificación y organización más eficiente, el complejo ha comenzado a aceptar solicitudes y reservas para el próximo año 2024, con especial foco en el periodo que va desde el mes de mayo, hasta octubre.

Tras un periodo en el que el sector vio parcialmente paralizada su actividad debido a la pandemia, con multitud de retrasos en las fechas de celebración y cancelaciones, tanto en 2021 como durante el año pasado, ha experimentado un crecimiento en las celebraciones del 15% respecto a los niveles prepandemia. De hecho, la Asociación de Profesionales de Bodas (APBE), calcula que en 2022 se celebraron más de 180.000 enlaces y espera que el presente año arroje cifras similares.

En este contexto, Monasterio de Piedra Hotel & Spa destaca dentro del sector como la opción escogida por innumerables parejas para celebrar su boda en un lugar único y singular, y siempre con exclusividad. Hasta el momento, en 2023, se han acogido 21 bodas, y desde el complejo aseguran que la demanda durante los últimos meses ha ido en aumento.

Para el próximo año 2024, Monasterio de Piedra pone en valor sus espacios exclusivos para la celebración de cualquier tipo de ceremonia, tanto religiosa como civil. Su Iglesia abacial y la Sala Capitular son perfectas para los enlaces religiosos, mientras que el entorno de la Cascada Caprichosa y la escalinata del Hotel-Monumento serán la opción indicada en el caso de las bodas civiles. Asimismo, el Jardín-Terraza del Monasterio, el Claustro Gótico-Cisterciense o el Refectorio, serán los espacios ideales para realizar cócteles y banquetes nupciales.

Estos idílicos entornos están acompañados de una amplia oferta de servicios y comodidades que garantizan una experiencia adaptada a las necesidades de cada pareja. Destaca la restauración de vanguardia a cargo de la cocina del chef Nacho Morales, que ofrece diferentes menús que combinan lo tradicional y lo moderno, junto a una selección de vinos de la tierra con D.O. Calatayud.

La oferta se complementa con diversas opciones para la fiesta con los invitados y la barra libre. Además, los contrayentes podrán disfrutar de su noche de bodas en la Suite Nupcial y contarán con el tratamiento VIP del SPA de regalo. Los invitados tendrán un descuento del 10% en el alojamiento y todos dispondrán de entradas gratuitas para visitar el Parque-Jardín Histórico y Zona Monumental.

¡Compártelo en tus redes sociales!