Clarins convierte su emblemático aceite de labios en un bálsamo que asocia color, luminosidad, tratamiento y sensorialidad.

Lip Oil Balm brinda a los labios un efecto “Baby Lips” (labios de bebé). Los labios se transforman en cuestión de segundos para lucir un aspecto alisado, definido y voluptuoso.

El efecto Baby Lips se debe a un cóctel de ingredientes únicos que día tras día reparan los labios y les permite lucirse incluso sin maquillaje:

Un péptido devuelve el volumen a los labios sintetizando el ácido hialurónico de forma natural.
Los labios están cada vez más hidratados y presentan un aspecto más voluminoso.

Un trio de aceites completan la acción del péptido.
El aceite de rosa mosqueta, rico en omega, nutre intensamente los labios y les protege de las agresiones externas; el aceite de jojoba, rico en ácidos grasos, les proporciona aún más nutrición para brindar a los labios una textura ultra confortable; y el aceite de avellana, rico en omega 9, aumenta el efecto nutritivo y evita la deshidratación de los labios.

La fórmula presenta 96 % de ingredientes naturales para unos labios nutridos y super confortables.
Más de 90% de las mujeres que han probado Lip Oil Balm afirman que su textura es ligera, fundente, no grasa, ni pegajosa.

Lip Oil Balm se presenta en un elegante estuche metalizado y semi transparente.
La barra de labios está cortada de modo que su aplicación resulte fácil, ideal para retoques incluso sin espejo.
El 100% de las mujeres que lo probaron declaran que la aplicación es sencilla y rápida.

En línea con el compromiso Clarins por una belleza sostenible, Lip Oil Balm es eco responsable.
Su tapa está fabricada con 30 % de plástico reciclado.
El aceite de jojoba está cultivado siguiendo las normas de la agricultura biológica.
El aceite de avellana proviene del comercio justo en Turquía, en donde Clarins apoya proyectos locales de equipamiento para facilitar las prácticas agrícolas de recolección y secado.

¡Compártelo en tus redes sociales!