Una fragancia helecho-aromática atemporal y rotundamente moderna a la vez. La lavanda aderezada cde mandarina se altera con la manzana crujiente y las hojas de violeta, arrastra en su estela notas amaderadas y especiadas.