Teresa Baselga Cabrera, esta joven artista y futura enfermera,
buscó, tras un año más difícil, evadirse y desconectar a través
de la música y la pintura…
Mediante la textura, trata de potenciar y dar vida al sentimiento que protagoniza cada color. Para ella, son sus dos mitades,
la enfermería: felicidad, satisfacción, entrega, sufrimiento, compasión…etc.
Y el arte, su manera de expresar todos esos sentimientos y plasmarlos en un lienzo que cobra vida gracias al relieve y el color.

“Siempre he sido una persona creativa y artística -nos cuenta-
De pequeña tocaba la guitarra, componía canciones, diseñaba ropa,
cantaba, pintaba…
Pero eso era solo una parte de mí, la otra, era el ámbito sanitario, la medicina, la enfermería, simplemente me volvía loca.
En el último curso de colegio, descubrí mi vocación por la enfermería para poder llegar a ser matrona algún día. En septiembre del 2017 entré en mi actual universidad, la Francisco de Vitoria. En 3er curso, continúe mis prácticas y empecé mi primera rotación de ese año en Urgencias.
Me encantaba. La gente era maravillosa, aprendí más que nunca y
fue muy gratificante.
Sin embargo, como en cualquier Urgencia, la tensión, el agobio y el estrés, era el pan de cada día, además de los trabajos de universidad,
mis problemas personales…

Un día todo eso se acumuló y me dio un ataque de ansiedad.
Mi doctora, me dijo que tenía mucho estrés y que tenía que buscar algo que me ayudara un poco a desconectar. Días después, mi madre me enseño una foto de Inés Salinas (pintora de arte abstracto), la cual había estudiado enfermería, pero se dedicaba al mundo del arte y entonces mi madre me dijo: “Ves Teresa, con lo artística que tú eres, lo estas dejando atrás,
¡ponte a pintar los cuadros del salón! “,
(unos cuadros en blanco, que me regalo por mis 18 años la hermana de mi madre y que teníamos colgados en ese momento en la pared del salón).
Y eso hice, me compré pinturas, materiales y me puse a ello.
Poco a poco iban viniendo invitados a casa, amigos, tíos, primos, que no sólo les gustaban, sino que también me encargaban cuadros para sus casas.
Y así, es como empezó todo…

Teresa Baselga sueña con poder llevar dos estilos de vida al mismo tiempo, una consulta como matrona, llena de sus obras para la promoción de salud mediante el arte, ante la ansiedad y el estrés de las embarazadas.
No pretende que sea entendido,
sino que guste y que cada uno imagine lo que vea en ellos.

¡Compártelo en tus redes sociales!

tagged in Arte