Ante todo, esta segunda edición de la Fuerteventura Fashion Week, nos ha servido para ver cómo se consolida un proyecto que nació para promocionar la industria de la moda, cultura, paisaje, estilo de vida y arte de esta isla, así como el talento de los diseñadores de moda de toda Canarias. María Rosa Perdomo (E&W) fue la responsable de su nacimiento y ahora la directora de toda la organización.

La primera edición de la Fashion Week  cerró con un gran éxito de crítica en los medios nacionales e internacionales, y los diseñadores que desfilaron comprobaron que aumentaba la visibilidad de sus productos y ventas anuales. Los espacios naturales espectaculares de la isla nos han servido para filmar este año nuestro spot principal y es utilizado por publicitarios de todo el mundo para sesiones de fotos, spots publicitarios, certámenes de belleza.

Desde la visibilidad de la pasarela, hasta el sonido, la cobertura en redes sociales, revistas, canales digitales, radio y tv, la celebración de la Fashion Week de Fuerteventura ha aumentado notablemente su calidad y repercusión. Más de 2.500.000 de seguidores insulares, nacionales e internacionales han seguido la pasarela.

Este año, la ropa infantil fue, para mí, muy protagonista. Rosa Armas está detrás de Ranitas, una marca que traslada a los niños todo el casual de moda de los adultos con muchísima gracia y estilo: desde los pantalones elásticos ‘slim’, las botas al estilo Dr. Martens, las gafas de espejo, los gorritos de lana y las sudaderas surferas de colores chillones. Y todas las razas y tonos, a lo United Colors of Benetton.

También llamó la atención el estilo lleno de posos étnicos-africanos-orientales y minimalistas en cuanto al diseño de Monica Llop y su firma Tanemmerk (“gracias” en guanche), que tuvo gran éxito en la edición de enero de First Class de París, ha tenido como cliente al Museo de Arte Contemporáneo de Chicago, triunfa en Emiratos Árabes… Las piezas que han desfilado este año son especialmente grandes collares con piezas cuadradas alternadas con otras rectangulares e irregulares; también gemas naturales ovaladas o en forma de medallón, resaltadas…

Muy alejada del minimalismo queda la propuesta de Cebra Culture, que busca trajes, faldas y prendas con mucho vuelo de estilo vintage, folk, con tejidos tipo cretona, algodones, viscosas estampadas, flores pequeñas. Diseños muy cómodos y llevaderos pero siempre con un punto muy original en el diseño que los distingue.

El equipo multicultural de Maison Yolé volvió a arriesgarse con cortes estrambóticos, tejidos tecnológicos o chaquetas que no se parecen a ninguna otra. Tiene un gran mérito el apostar por la diferencia y salirse del déjà vu y han trabajado en sesiones fotográficas con Dior, Vivienne Westwood, Valentino, Castelbajac… Es el caso de la eslovena Nu Velickovic, que creó su marca Sanja V Design en 2009 y ha desfilado en la New York Fashion Week, Paris Fashion Week, Milano Fashion Week, Kazhastan Aktau Fashion Week…. Llaman la atención los colores tan ácidos, amarillos, limas, drapeados, superposiciones, cambios constantes de volúmenes, fluidos y muy libres.

Además, la alta costura de Benjamín Friman, la moda de baño en las más vanguardistas tendencias y la exclusividad de la firma Chacho Chacha.

Fuerteventura, un lugar único en el mundo y una pasarela llena de recursos, creatividad y condiciones para convertirse poco a poco en una de las grandes citas de la moda europea.

Por: Eva Reuss

¡Compártelo en tus redes sociales!