Una fragancia floral y amaderada que abre con el dulce cítrico maduro combinación de la naranja brasileña y la frambuesa templada y la acidez de los brotes de cassis. En el corazón, la delicada feminidad floral del jazmín sambac y el iridiscente frangipani se funden con la pimienta rosa. La fragancia finaliza con una mezcla adictiva de vainilla, musgo blanco y maderas suaves envuelta en una nube incandescente de almizcle creando un acabado vibrante y dinámico.
Un perfume arriesgado, honesto, de intrépido optimismo y sentido de la responsabilidad para sobresalir entre la multitud.