Salud intestinal y uso de probióticos son conceptos que oímos cada vez más de la mano de médicos, nutricionistas y especialistas que, a menudo,  afirman que un tracto intestinal saludable es imprescindible para prevenir y mejorar trastornos como distensión abdominal, diarrea o estreñimiento.
D. Evaristo Suárez Fernández, microbiólogo y Catedrático de la Universidad de Oviedo y Casen Recordati nos descubren las claves.

La mucosa intestinal es la principal zona de contacto y defensa frente a agentes externos como bacterias, virus, toxinas o alérgenos. Las bacterias que habitan en el colon forman parte de un ecosistema (microbiota) que estimula las defensas actuando como una barrera de protección frente a microorganismos que pueden producir infecciones y complicaciones en el tracto intestinal: salmonella, E.coli,  etc. Si el intestino está tapizado por bacterias buenas (microbiota), no podrá ser invadido por las perjudiciales.

Factores como el uso de antibióticos, diarreas, estrés, cambios en la alimentación o escasez de actividad física, hacen que se produzca un desequilibrio de este ecosistema (disbiosis), cuyos síntomas pueden ser: dolor abdominal, alteración en el ritmo intestinal o intolerancias alimentarias.

Este desequilibrio puede mejorar aportando los microorganismos buenos que están faltando en el intestino mediante el uso de probióticos.

¿QUÉ SON LOS PROBIÓTICOS?

Son microoganismos vivos que cuando se administran en cantidades adecuadas producen un beneficio en la salud:
equilibran la microbiota, mejoran la salud digestiva y las defensas intestinales.

Los probióticos para el consumo humano los podemos encontrar en alimentos infantiles, leches fermentadas o preparaciones farmacéuticas que nos indican exactamente la cantidad y el tipo de probiótico. Un tipo de probiótico son algunas cepas de los lactobacilus.

Lactobacillus reuteri Protectis es el único probiótico estudiado a lo largo del todo el tracto gastrointestinal.
Produce ácido láctico durante su metabolismo que disminuye el pH intestinal y  ácidos grasos de cadena corta, como el ácidobutírico que es esencial para la salud intestinal.
Demostrado su efecto en ensayos clínicos controlados en humanos, incluso en lactantes y niños prematuros en una toma única diaria  en comprimidos o sobres.
Exclusivo en España gracias a CASEN RECORDATI

 

tagged in Salud