María de Juanes, apasionada de la playa, del sol, de la luz, del buen tiempo, siempre le gustaba ver a los niños bien vestidos en la playa.
Empezó en este mundo, cuando sus hijas tenían 7 y 4 años, su principal objetivo era diseñar trajes de baño y complementos.

Introdujo los colores oscuros para los pequeños, cuando nadie utilizaba, colores cómo el marrón, negro y morado para trajes de baño para esas edades, también apostó por poner a las madres las mismas telas que los hijos, pero con modelos diferentes.
Se fué introduciendo en el mercado y algunas de las mejores tiendas de España y algunas en el  extranjero tienen sus prendas, esto lo ha conseguido gracias a utilizar lycras de gran calidad y diseños exclusivos pensando siempre en la satisfacción del cliente, sobre todo en las adolescentes de edades conflictivas que no se encuentran con su cuerpo y al final sufren, por lo que lo importante es que se encuentren seguras, cómodas y contentas.
Por todo esto, la gente reconoce sus trajes de baño porque tienen un sello especial.