La bodega de los secretos es el único restaurnte en Madrid
montado en una bodega de crianza del siglo XVII.
Con sus 300m2 y disposición en huecos con arcos donde se situaban las tinajas,
consta de pequeños reservados de 2 a 8 personas,
donde se guarda ampliamente la distancia de serguridad.
Y es que para este restaurante, la seguridad es vital.
A la entrada se toma la temperatura, por supuesto el uso de mascarillas es obligatorio en todo el recinto donde un dispositivo de ozono purifica el aire constantemente.
Cada mesa dispone de un bote de gel hidroalcohólico y cada comensal tiene un sobre personal con una carta y una servilleta, sobre que permite guardar la mascarilla mientras se está comiendo.
Y es que todo está pensado para que el cliente se sienta seguro y pueda disfrutar de la excelente oferta gastronómica de este original restaurante.
Recomendamos el pulpo a la brasa con aceite de pimentón de la Vera y cemoso de patata trufada, los huevos cabreados, el pez mantequilla con emulsión de lima , sus carnes y sus exquisitos postres.

¡Compártelo en tus redes sociales!

tagged in Gastronomía