Se ha inaugurado la exposición Bocconcini di mare de Alicia Luca de Tena. Estos bocconcini hacen alusión directa a esa mezcla compacta que destila la costa amalfitana: griego, romano, bizantino, normando, sarraceno, renacentista, moderno… y años 50…

La artista ha recorrido el mundo en busca de cada pieza eligiendo las especies, todas muy particulares y apreciadas. Desde el Mar Rojo al mar de Filipinas. Muchas compradas en Amberes donde se encuentra uno de los mejores mercados de marchantes de especies marinas. Otras de Estados Unidos, el Caribe, Turquía, Grecia… esponjas, corales blancos y azules, conchas de carey, de nácar… criaturas del mar de formas y belleza matemática que viven eternas fuera de su hábitat para contarnos historias. Todas y cada una son joyitas de mar y como tal pretende mostrarlas.

Fotos: Manuela Lorente.




tagged in Sociedad