Este sérum de textura gel translúcido, con un alto contenido en té negro fermentado, se funde sobre la piel cada noche para ayudarla a regenerarse y detoxificarse.
Al despertar, nos encontramos con una piel luminosa y unificada.
Recupera su equilibrio, reactiva su juventud.