Aura debe su nombre al velo luminoso que envuelve los racimos
de la uva autóctona Verdejo
al atardecer.
La bodega Aura fue fundada en el año 2000 y
se dedica en exclusiva a la elaboración de vinos blancos de alta expresión,
orientada a alcanzar la máxima excelencia en el resultado.
Los porfesionales reconocen sus vinos como unos de los más más expresivos de la Denominación de Origen Rueda.

Tras la puesta del sol, la uva se recoge a máquina entre medianoche y las 7 de la mañana.

La noche permite que las condiciones de entrada de la uva en bodega sean las mejores ya que con la luz solar la uva sufre oxidaciones que aromáticamente no interesan.
Para los mostos blancos, el frío es muy importante.
La temperatura y tranquilidad de la noche permiten preservar al máximo los aromas varietales.
Como resultado de la vendimia nocturna,
los vinos desprenden una elegancia y una amplitud inusual,
un sabor afrutado y fresco
con el aroma intacto de la juventud
que la enóloga Teresa Rodríguez ha transformado en
dos blancos sublimes, de una increíble elegancia y una boca con gran cuerpo.

tagged in Interesante