En el Caserío de Lobones, en plena campiña a 8 km. de Segovia, se celebró una reunión de familias de amigos que disfrutaron de un buen día de campo.
La reunión resultó todo un éxito, tanto para los mayores como para los niños.









El Caserío de Lobones es un lugar magnífico para acoger todo tipo de celebraciones y
cuenta con habitaciones muy bien equipadas para un agradable
fin de semana en el campo.


Fotos: Juan M. Herrero de Egaña.