Hugh Parsons rinde homenaje a Piccadilly Circus, lugar más evocador de Londres.
Una fragancia envolvente, cuyas notas cítricas son el cedro, el limón y el romero que brillan entre la profundidad del ámbar gris y el almizcle.

El corazón se desarrolla en torno a las raíces del vetiver, intensamente masculinas y envolventes, acompañadas de las notas florales del pitosforo y los amargos acentos de la lavanda.

El aroma se revela en las notas de base de almizcle, ámbar y haba tonka. El ámbar gris provee una impresión única, noble e inconfundible.