El Palacio del Agua del Balneario de Mondariz es un spa que apuesta por la flotación como un remedio natural  donde se combate contra el estrés y los dolores crónicos gracias a sus diferentes espacios, piscina libre y zona de contracorriente donde el cuerpo se abandona al ritmo del agua.

Al sumergirse en este baño, el cuerpo consigue una profunda relajación física y mental gracias a la eliminación de estímulos externos como la gravedad, la luz, el sonido y el tacto.

Según los hidrólogos en el agua, se reduce el estrés, la tensión muscular, el ritmo cardiaco y respiratorio, la ansiedad, la fatiga o los dolores crónicos. Además, se refuerza el sistema inmunológico y se acelera la recuperación física después de hacer deporte, aumentando la sensación general de bienestar.