DÓNDE: en la capilla de Nuestra Señora del Rosario, en la Real Maestranza de Caballería de Sevilla. Toda la capilla estaba decorada con lilium blancos, mis flores favoritas. Además, nos casamos a medio día para poder disfrutar del sol de la primavera que estaba a punto de llegar, y que hizo nuestro día aún más alegre.

EL VESTIDO: mi suegra, la Condesa de Villahermosa del Pinar, me regaló el maravilloso vestido de Pilar Serra de mikado de seda, gasa y una impresionante cola de 2 metros y medio que yo tenía en mente. Carmen María Mayz, encantadora, elaboró un cinturón en hilo de plata con formas redondeadas, único para mi vestido. Además, llevé un velo de tul y unos zapatos plateados regalo de mi padre, el Duque de Abrantes.
JOYAS SENTIMENTALES: Llevé mi anillo de pedida, los pendientes con los que se casó mi madre, la Duquesa de Abrantes, y la diadema de mi abuela, la Marquesa de Constancia Real, con la que se han casado todas las mujeres de la familia.
LA CELEBRACIÓN: Alfonso catering nos ayudó a que nuestra boda quedase espectacular. La boda tuvo lugar en tres escenarios diferentes, cada uno con una decoración diferente para los distintos momentos de la celebración. El aperitivo pudimos tomarlo en el ruedo de la plaza, el almuerzo (su famoso arroz con langostinos, solomillo de ternera Armanda y un gigantesco buffet de postres) lo organizamos en los distintos salones de la Real Maestranza y las copas, en la galería bajo las gradas de la plaza. Para llegar hasta el ruedo y la zona de las copas, atravesamos el Salón de carteles, y algunos de los invitados aprovecharon para visitar el Museo Taurino. Además, sorprendimos a todos con una mesa de chucherías y un carrito de cafés e infusiones en la zona de copas, y mantuvimos el buffet de postres abierto durante todo el rato que duraron las copas.
LA FIESTA: Pasadas las 10 de la noche, fuimos a cambiarnos al hotel y quedamos con nuestras familias y amigos en un bar próximo a la Plaza para ir todos juntos a una discoteca cercana de Sevilla donde los más animados se quedaron hasta el amanecer.
DETALLES: Les regalamos a nuestros amigos Nuria y Javier la figura de los novios de nuestra tarta, porque ¡eran los siguientes en casarse! Los meseros eran de temática taurina y los había dibujado yo, me hacía mucha ilusión darle un toque más personal a las mesas. Durante las copas, regalamos unas chapas de Mr. Wonderful “con superpoderes para bodas”, que fueron todo un éxito, la gente no dudó en ponérselas en cuanto las vieron.
EL MOMENTO MÁS EMOTIVO: Les pedimos a nuestros primos y hermanos que hicieran las lecturas durante la misa pero, al llegar la Oración de Acción de gracias, Juan me sorprendió saliendo él al atril y rezando una oración muy especial para mí, ¡no me lo esperaba en absoluto!

1ok 3ok 4ok 5ok 6ok 7ok 8ok 9ok 10ok 11ok 12ok 13ok 14ok 15ok 16ok 17ok 18ok 19ok 20ok 21ok 22ok 24ok 25ok 26ok 27ok 28ok 29ok 30ok 31ok 32ok 34ok 35ok 736ok 37ok

 

tagged in Boda