El Relais & Châteaux Molino de Alcuneza se encuentra situado en Sigüenza.

Los hermanos Samuel y Blanca Moreno, actualmente directores del Relais & Châteaux tratan de cuidar la hospitalidad, mimar los detalles y ser cercanos con el cliente.
En el restaurante se sirve una cocina slow food inspirada en recetas clásicas y basada en los productos de la zona y de temporada con una bodega compuesta por vinos castellanos manchegos.

 Samuel, también es el chef del restaurante, y centra su cocina en una selección de platos en los que destacan la creatividad, el buen gusto y el saber hacer artesanal. Comparte fogones con reconocidos cocineros como Sergi Arola en La Broche, los hermanos Roca en el Celler de Can Roca y Joan Bosc en Can Bosc.

Además de poder comer a la carta, en el Molino de Alcuneza,  se han diseñado tres menús degustación:
Compartir, Disfrutar y Celebrar.
El primero de ellos, comienza con las croquetas de jamón y torreznos extra finos y una selección de sus patés caseros de trucha con piparras, de conejo con ajo negro y de morteruelo con trufa, como propuestas fuertes, además de su mi-cuit de salmón a la llama con vinagreta caliente de ajos y chiles, permite elegir entre los siete platos que tiene en carta. Entre ellos destaca el pichón de bresse con paté de su hígado y tabule y la lubina con tartar de gambas y crema fina de verduras. De postre, un bizcocho borracho de ron con helado de jengibre.

El menú Disfrutar contiene sándwich de morteruelo, una chocolatina de foie y kikos, oreo de aceitunas con anchoas, donuts de soja y lima con trucha, y un queso de bola manchego. Continúa con el salmorejo con cecina ahumada, helado de parmesano y huevos de codorniz; pulpo ahumado al momento con ensalada de brotes y emulsión de pimentón; y carrilleras glaseadas de ternera con berenjenas y barbacoa de aromáticas. Y termina con un cremoso chocolate con praliné de pipas y helado de pan frito.

Por último, el menú Celebrar comprende los mismos entrantes que el Disfrutar y añade como propuestas principales el ajo blanco de pistachos con txangurro y sardinas en salazón; el pulpo ahumado al momento con ensalada de brotes y emulsión de pimentón; el bogavante al carbón con guiso meloso de ternera y puré Robuchon; la lubina con tartar de gambas y crema fina de verduras; y el pichon de bresse con paté de su hígado tabule. Este menú incluye dos postres: una infusión de frutos rojos con aire de azahar y una nube de limón con helado de limón y albahaca y toffe salado.

 Una de las especialidades del Relais & Châteaux es el pan que se realiza con harinas ecológicas de la zona.

La sumiller Blanca Moreno apuesta por vinos con aromas a frutos compotados, a cacao, retama y monte bajo, a vinos intensos, con estructura, equilibrados alejándose de los vinos clásicos y publicitados, para acercarse a los reconocidos por la crítica. Las botellas son difíciles de encontrar ya que provienen de pequeñas bodegas con ediciones limitadas. Cada vino va acompañado de su etiqueta y una explicación didáctica para que el comensal pueda entender mejor cada referencia.

tagged in Escapada