Un invierno más, preparamos nuestras vacaciones de esquí
y nos decidimos por una de las estaciones preferidas de Austria: Mayrhofen.
En el valle de Zillertal, en el corazón del Tirol austríaco y a tan sólo 60 km. de Insbruck, su capital, Mayrhofen ofrece todas las condiciones para disfrutar de tus vacaciones de invierno como nunca.

Nuestro alojamiento en Mayrhofen fue todo un acierto e hizo que nuestras vacaciones de esquí resultaran perfectas. Céntrico, familiar y absolutamente acogedor el Hotel Neue Post nos conquistó desde el principio.

Dirigido con cariño y profesionalidad por varias generaciones de la familia Pfister desde 1934, el hotel ha sabido actualizarse a lo largo de los años y ofrece al visitante todo tipo de comodidades.

Sus numerosas habitaciones y suites con soberbias vistas a las montaña son amplias, están muy bien equipadas y decoradas con gusto y la calidez típica austríaca.

Después de la jornada intensa de esquí, toda la familia disfrutamos de la espectacular piscina cubierta con agua a 29º y zonas de hidromasaje y de un reconfortante té descansando en alguna de sus tumbonas o camas de agua caliente.
Para los amantes de la sauna, el hotel dispone de diferentes tipos de sauna como la finlandesa, el baño turco, ducha de niebla fría así como zona chill-out.
Disfrutar de un placentero masaje o entrenar en su completo gimnasio es otra de las alternativas que se ofrecen al huésped en zona Wellness.

La gastronomía en el Hotel Neue Post se escribe con letras mayúsculas.
El restaurante y un café con una atmósfera muy acogedora, ofrecen una cocina elaborada y exquisita, platos tradicionales e internacionales preparados con mimo con productos de primera calidad de la zona.

En su magnífica y completa bodega se pueden degustar estupendos vinos seleccionados por su sommelier Willi Pfister.
Tras la cena, disfrutamos de la música en vivo en el bar del hotel, en un ambiente divertido y distendio.

La familia Pfister pone un especial empeño en que sus huéspedes se sienta a gusto dentro y fuera de sus instalaciones.
Todos los miércoles Thomas Stock organiza excursiones de esquí guiadas a una de las fantásticas estaciones de Zillertal.
Sin duda un plan de lujo que no hay que dejar escapar.

Zillertal, también conocido como el valle más activo del mundo y por su gran belleza, está repleto de estaciones, que van desde la de Hochfügen y la de Kaltenbach al noreste pasando por la de Zell am Ziller y Gerlos, al glaciar de Hintertux en el sur.
El superforfait Zillertal es válido para la totalidad de las pistas de los valles de Ziller, Gerlos y Tuxer 508 km de pistas, 179 remontes y nieve garantizada hasta los 3250 m. Se trata de un paraíso para todo tipo de esquiador y todo ello con el plus de alojarse en pequeños pueblos típicos del Tirol con su magnífico ambiente y sus bellos paisajes.  Moverte por estas estaciones no será un problema ya que hay un servicio gratuito de trenes y autobuses que las conectan.

Mayerhofen©Dominic Ebenbichle

Teleferico de Ahorn. El más grande de Austria. Mayrhofner/©Frank Bauer

La estación de Mayrhofen cuenta con 159 kilómetros de pistas perfectamente preparadas y 41 modernos remontes e instalaciones pensadas para ofrecer todas las facilidades. Especialmente familiar y con un público muy internacional, los niños son los reyes de la pista, gracias a la increíble oferta de escuelas de esquí cuya organización y profesionalidad facilitan el disfrute de toda la familia. La estación es perfecta además para aquellos esquiadores que aún no tengan un nivel muy avanzado debido a sus numerosas pistas para principiantes e intermedios.

Foto Mayrhofen /© Dominic Ebenbichler

Los fieles al snowboard encontrarán un estupendo parque con 6 áreas para todos los niveles y, para aquellos esquiadores a los que les guste los retos, la pista negra “Harakiri”, la más pendiente de Austria con un 78% de inclinación, no se lo podrá nada fácil.

Pista negra Harakiri. Foto Mayrhofen /© Frank Bauer

En los numerosos y acogedores “Hütten” o refugios de montaña, podrás retomar fuerzas con un exquisito plato tradicional austriaco y admirar la belleza del paisaje mientras respiras el aire más puro en cualquiera de sus terrazas.

Tras la jornada de esquí los planes continúan…. un paseo con trineos o con raquetas de nieve, un divertido paseo en moto de nieve o una actividad perfecta para los más arriesgados: el parapente.

Termina el día disfrutando de la amplia oferta gastronómica de Mayrhofen o tomando un maravilloso cóctel en el Igloo Bar, y para los que aun les quede energia, pueden continuar con el famoso Après-Ski austríaco, en la localidad encontramos desde las típicas cervecerías hasta discotecas y bares muy, muy animados.

Igloo Bar. Mayrhofner/©Frank Bauer

Nuestras vacaciones en Mayrhofen alojados en el Hotel Neue Post han sido todo un éxito y repetiremos sin duda.

Por Gema Cebrián Arrabal.

Para más información:
www.neue-post.at
www.mayrhofen.at

Foto Mayrhofen/©Hermann Muigg