¿Es posible la elección de sexo con el método natural de la natalidad?

Es una nueva filosofía de vida plantearse vivir tu sexualidad y fecundidad con métodos naturales.
La mujer puede controlar su fecundidad de una forma natural y
sin riesgo para su salud
.
El conocimiento del método de la ovulación se utiliza para solucionar problemas de fecundidad. Las parejas que desean concebir hijos pueden detectar el momento de mayor fertilidad de la mujer para conseguir un embarazo.

Si estudiamos el ciclo natural de la mujer observamos que existen cambios hormonales que se reflejan en el moco cervical. Estos cambios ocurren cíclicamente y pueden predecir cuándo se produce la ovulación y dar una información indicando los días de fecundidad e infecundidad. Por consiguiente se puede utilizar tanto como método regulador de la natalidad como para lograr la fecundidad e incluso con un 85% de probabilidad de acertar en la elección del sexo de tu hijo.

Las investigaciones llevadas a cabo en laboratorio nos demuestran que el flujo mucoso fecundo es causado por los altos valores de estrógenos y el cambio a flujo de tipo infecundo es causado por el aumento de la secreción de progesterona.

¿Por qué es posible la elección de sexo?

Pocos de los fenómenos que se producen naturalmente –quizá ninguno- son de tanta relevancia para la humanidad como la unión del huevo y el espermatozoide en el acto de la fecundación.
La fertilización se genera en el tercio externo de la trompa de Falopio y se produce pocos minutos después de la ovulación.
Por consiguiente los espermatozoides deben estar presentes en la trompa de Falopio para unirse al óvulo.

Hay espermatozoides de dos tipos: los portadores del gen X y los portadores del gen Y. Si un ovocito es fertilizado por un espermatozoide X el futuro ser será una niña; y si es fertilizado por un espermatozoide Y será un niño.

Los espermatozoides que contienen el cromosoma X son más fuertes y sobreviven más tiempo que los que contienen el Y.
Por eso, si la pareja desea tener un niño debe tener relaciones los días de flujo mucoso de máxima fertilidad
para que el óvulo sea fecundado por un espermatozoide Y,
que se mueve con mayor rapidez aunque sobrevive un tiempo menor.
Si por el contrario se desea una niña, se deberá tener relaciones uno o dos días antes del día de máxima fertilidad y no reanudarlas hasta la fase infértil post ovulatoria
en la que la mujer se encuentra sin flujo mucoso.
De esta forma, cuando se produzca la ovulación, los espermatozoides Y ya no viven y serán los X los que fecunden el óvulo.

Por  la Dra. María Olga Sastre Beceiro.
Especialista en Medicina de Familia
y Monitora de Métodos Naturales.
Trabaja en Atención Primaria.

tagged in Salud